Lunes, 01 de noviembre de 2010

Hay damas que no estaban consideradas como tales aunque su elegancia y distinci?n pod?a compararse con las de las altas clases. Esas eran las cortesanas, mujeres de mala vida que se manten?an con amantes muy ricos a los que llegaban a arruinar. Tal era el caso de la Bella Otero, que como tantas otras acab? muriendo sola y arruinada en un cuartucho en Niza, igual que le sucedi? a la hermosa Cora, que despu?s de tantos amantes acab? muriendo en un humilde apartamento de Par?s. Todas han tenido a los mismos amantes(reyes, condes, ricos empresarios) y todas han despilfarrado el dinero, la mayor?a de las veces en vestidos y joyas, otras en vicios (la bebida y el juego). Sin embargo la literatura primero y el cine despu?s las ha idealizado, como es el caso de la novela "La dama de las camelias" de Alejandro Dumas hijo, cuya protagonista se inspira en la vida de otra cortesana famosa, Marie Duplessis, que se cas? con el conde Perregaux y que realmente padeci? de tuberculosis. Llev? una vida de lujos, llegando a gastar 200.000 francos anuales, y se rode? de fil?sofos y literatos, con algunos de los cuales mantuvo una relaci?n amorosa. Tal es el caso del propio Alejandro Dumas, que la dej? al no soportar la vida que llevaba y la inmortaliz? en su novela, pues ella aparec?a en cualquier teatro con un ramo de camelias blancas.Estas son algunas de esas damas que no lo eran, aunque hab?a otras no damas menos conocidas por tratarse de prostitutas de los bajos fondos, chicas con menos suerte que las otras. Aunque es bien sabido que cinco prostitutas de White Chapel pasaron a la posteridad por el hecho desagradable de morir a manos de Jack el Destripador. Quiz?s ellas hubiesen preferido el anonimato y la pobreza a morir de forma tan cruel.

Michelle Pfeiffer tambi?n se mete en la piel de estas no damas del segundo imperio franc?s que llegando a la madurez ya no pod?an esperar nada de los hombres.


Publicado por Amane_Hitchcok @ 21:03  | Moda
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios