Domingo, 13 de marzo de 2011

La levitaci?n de las m?sticas puede ser una imagen de la experiencia de la mujer en etapas de transici?n como la adolescencia. La m?s ilustre de estas levitantes, santa Teresa de ?vila, es el objeto del homenaje de Marina Abramovic en su serie La cocina, un proyecto realizado en las cocinas de La Laboral de Gij?n. Con la elecci?n del escenario, Abramovic quiere evocar la cocina de su abuela, una persona muy religiosa que la llevaba a la iglesia cada d?a.

La levitaci?n adquiere un matiz distinto en la serie de fotograf?as de Julia Fullerton-Batten titulada In Between cuyas protagonistas adolescentes parecen flotar en el aire. En ella, como en la serie anterior Teenage Stories, se explora la adolescencia femenina en cuanto per?odo de transici?n en el que cuerpo se vuelve extra?o y las emociones inestables, sin anclaje.

Ferdinand Hodler represent? la levitaci?n en una de sus composiciones m?s conocidas, El elegido. El ni?o m?stico (el pintor hizo posar como modelo a su propio hijo, Hector) aparece all? orando en el centro de la escena ante un raqu?tico ?rbol de la vida y en torno a ?l, seis ?ngelas cuyos pies se elevan sobre el suelo unos cent?metros. As? son los estudios de figuras femeninas destinadas a sus composiciones: Mujer jubilosa, Canto desde la lejan?a, Mirada al infinito. Las figuras femeninas de Hodler se mueven como son?mbulas. Entonan un himno a la vida con la gravedad de una liturgia. Parecen alcanzar el ?xtasis, pero sin goce carnal. Levantan los brazos para abrazar la naturaleza entera o para volar hacia el cosmos.


Publicado por Amane_Hitchcok @ 2:14  | Pintura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios